Tapizantes, cubresuelos

Alfombras vegetales de bajo mantenimiento

Tapizantes, cubresuelos... no son una clase de plantas, son especies vegetales muy diversas que cumplen con la función de cubrir superficies horizontales: unas porque crecen más a lo ancho que a lo alto, como ciertos arbustos y coníferas; otras porque se extienden mediante estolones, como las violetas; otras por ser trepadoras, como la hiedra. Todas son buenas alternativas para usar en lugar del césped o de pavimentos. Para su mantenimiento necesitan, comparativamente, menos cuidados: menos corte, menos riego, menos fertilización. Si las elegimos con acierto ayudan también a corregir deficiencias estéticas: iluminan zonas oscuras bajo árboles o arbustos, cubren sectores de difícil acceso, lugares escarpados o rincones adonde no podemos llegar con el cortacésped. Además, si usamos plantas con buena floración, aportan color y aroma. Son muchas las ventajas que ofrecen y diversas las opciones, solo falta conocerlas y decidir cuál es la mejor.

Todo comenzó con la llegada de dos cachorros, Giovanni el mastín y Betty la cimarrona. Hermosos y enormes, la alegría de verlos correr por el jardín terminó pronto. Les gustaban tanto las flores y el césped que se empeñaron en conocer hasta las raíces y en poco tiempo lo que fuera un cuidado jardín, con canteros y flores, terminó en un páramo. La decisión fue fácil: los perros no se van, así que se va el césped.

Se sustituyó la gramilla por pedregullo, los canteros se agrandaron y se delimitaron con tablas de madera y, para dar color, se optó por mucho follaje de distintos verdes y texturas. Entraron al jardín las tapizantes: comenzó a crecer la hedera hélix variegada de hoja chica (la que también se usa como planta de interior), en una zona de sombra se puso viola odorata (la antigua violeta), siguieron las tradescantia (las de flores blancas y azules, las variegadas con blanco, gris y morado), la ajuga morada, los chlorophytum (los populares lacitos de amor, el típico con blanco y el de follaje verde), el liriope muscari (parecido al lacito pero más formal y con flores azules). Todas se desarrollaron bien, aprovechando la media sombra o protegidas del sol de la tarde.

Cuando los perros aprendieron a vivir en familia sin destrozar el jardín, se diseñó una nueva zona de césped, prolija y cuidada, y otra más silvestre donde crecen varias clases de tréboles, la hierbabuena y la dichondra. Este año aparecieron también frutillas silvestres y algunas plantitas de myosotis (la nomeolvides, con flores celestes en primavera y verano) probablemente escapadas de algún antiguo cantero. Incorporar tapizantes fue una excelente solución. Cubrieron las zonas en las que no iba a prosperar el césped, y el efecto logrado con los distintos follajes, colores, flores y perfumes resultó muy interesante. El jardín en su conjunto quedó muy bien: la zona clásica con césped bermuda es respetada por los perros, la de pedregullo es zona de tránsito, y, para el disfrute de los sentidos, está la zona más silvestre mezcla de césped y otras variedades de cubresuelos.

El mantenimiento requiere menos esfuerzo: basta con cortar de vez en cuando la zona mixta, controlar que no se instalen yuyos, abonar mucho menos en cantidad y frecuencia que cuando solo había césped. El riego es manual y se necesita únicamente cuando hace mucho calor en verano.

Pasto inglés (Ophiopogon japonicus)  Pasto inglés
Altura máxima 25 cm. Herbácea perenne, cepitosa, forma masas densas. Las hojas son de color verde oscuro y hay una variedad casi negra. Prefiere la media sombra y soporta la sombra. No necesita corte y le da un aspecto prolijo y formal al jardín.

 

Lacito de amor (chlorophytum)lacito de amor
Altura máxima 45 cm. Herbácea perenne, de follaje verde o variegado. Muy vistosa y resistente, fácil de cultivar, muy usada en macetas pero excelente cubresuelos para zona de sombra.

 

VincaVinca (Vinca major)
Altura máxima 45 cm. Herbácea perenne, de follaje verde o variegado, con flores violetas. Después de establecida soporta suelo seco. Puede llegar a ser invasiva.

 

Santolina (Santolina chamaecyparissus)
Altura máxima 70 cm. Herbácea perenne, de follaje fragante, para pleno sol. Se puede plantar en jardines frente al mar. Florece en verano, cubriéndose de cabezuelas amarillas. El color del follaje es grisáceo o verde. No necesita riego. Al principio crece en forma redondeada y luego más desgarbada. Conviene cortarla drásticamente después de la floración y cambiarla cada 3 o 4 años.

 

SenecioSenecio (Klenia mandraliscae)
Altura máxima 25 cm. Crasa tapizante, resistente a la sequía, con follaje azulado muy bello, hojas cilíndricas. No se puede pisar pero forma un tapiz muy denso que no deja crecer otras plantas. No requiere mantenimiento luego de establecida.

 

Lamium (Lamium maculatum)lamium
Altura máxima 20 cm. Pariente de la ortiga, prefiere la semisombra y los suelos bien drenados. Existen variedades de follaje blanco, plateado, amarillo, variegado.

 

 

festuca glaucaFestuca (Festuca glauca)
Altura máxima 30 cm. Gramínea cepitosa, se destaca por su follaje azul grisáceo. Precisa sol, soporta las bajas temperaturas, pero se le secan algunas hojas. Para cubrir 1 m2 hay que plantar entre 10 y 15 plantitas. Se pueden pisar ligeramente.

 

 

trébol blancoTrébol blanco (Trifolium repens)
Altura máxima 15 cm. Leguminosa perenne de tallos rastreros, hojas trifoliadas color verde con rayas blancas, se mantiene verde todo el año. Puede ser pisada, pero es resbaladiza. Se puede cortar y prospera en suelos pobres.

 

violetasVioleta (Viola odorata)
Altura máxima 15 cm. Planta perenne rizomatosa que se extiende por estolones, con hojas en forma de corazón y fragantes flores color violeta en invierno. Prefiere la semisombra o sombra, y lugares húmedos. Necesita riego si el tiempo está muy seco.

 

 

oreja de ratón

Dichondra, oreja de ratón (Dichondra repens)
Altura máxima 15 cm. Herbácea perenne, con hojitas en forma de riñón, usada como sustituto del césped. No le gusta el frío, con las heladas se pone marrón. Aguanta el pisoteo, pero menos que el césped. Se puede cortar, soporta la sombra y necesita poco riego.

 

 

Aliso (Alyssum maritimum)alisos

Altura máxima 12 cm. Planta anual que se resiembra naturalmente, de crecimiento vigoroso, follaje verde, hojas pequeñas; se cubre de florcitas blancas perfumadas que duran mucho tiempo. Existen variedades de color rosado y violeta claro de floración menos espectacular. La mejor ubicación es pleno sol, a semisombra no florecerá tan profusamente.

 

Ajuga (Ajuga reptans) ajuga
Altura máxima 15 cm. Herbácea perenne, estolonifera, con hojas anchas ovaladas, de color verde oscuro, variegado o morado. Flores azules desde la primavera a otoño. Excelente para zonas húmedas y semisombra. En verano agradece riego.